Mujer analiza

"Los alisados producen la caída del cabello", "pueden dar cáncer", "alisan el pelo para siempre",  "ya no puedes volver a lavarte el pelo cuando quieras si te haces un alisado". Esos son comentarios que escuchamos a menudo sobre los alisados o las "keratinas". Muchos mitos y verdades circulan en todas partes, pero para informarte mejor, aquí puedes conocer los mitos más frecuentes.

 

  1. Todos los alisados son “keratinas”. Falso. Empecemos porque existen dos tipos de alisado: los alisados permanentes y los alisados progresivos (conoce más información sobre los dos tipos de alisado en nuestro artículo “¿Keratina?¿sellado térmico?¿escova?”). Lo que se conoce como "keratina” no es keratina; es un nombre genérico que se le da a los alisados progresivos. Muchos de ellos contienen keratina hidrolizada entre sus componentes.
  2. El pelo se alisa definitivamente. Falso. Sí, es cierto que los tratamientos de alisado permanente buscan alisar el cabello de manera definitiva, sin embargo, lo dejan débil, quebradizo, opaco y sin vida. Los alisados progresivos, por su parte, tienen una duración limitada entre tres y seis meses (a veces más, a veces menos) pero tienen la ventaja de dejar el cabello suave, brillante e hidratado. Además, como son progresivos, cada vez que se realiza, el resultado es mejor y de mayor duración. Esta duración depende de: 
    • El tipo de cabello y su oleosidad: mientras más delgado y seco sea el cabello, mayor será su duración. En cabellos gruesos y grasos tiene menor duración. 
    • Los cuidados posteriores: Para que el efecto dure más tiempo es importante ser perseverante con su cuidado y recomendaciones. En nuestra sección de preguntas frecuentes puedes encontrar información sobre los cuidados posteriores. 
  3. Los alisados hacen crecer el pelo. Falso. Es probable que después del alisado algunas personas noten que su cabello crece más rápidamente pero esto se debe a que: 
    • En el cabello liso se nota más el crecimiento. 
    • Al no tener que exponerlo al calor del secador y las planchas, este retoma s salud y crece más saludablemente.
  4. El alisado repara las puntas. Falso. Las puntas abiertas no se pueden reparar de manera definitiva. Pueden hidratarse y mejorar su apariencia (aprende a hacerlo en nuestro artículo ¿cómo recuperar las puntas maltratadas?). En determinados casos, cuando no están en muy mal estado, el alisado puede ayudar un poco. Sin embargo, solo un buen corte te permitirá deshacerte por completo de la horquilla (En Sandra Sierra ofrecemos el corte Thermocut, especial para ello). 
  5. Los alisados progresivos pueden dar cáncer. Falso. Los verdaderos tratamientos alisado progresivo o keratina brasilera no tienen contraindicaciones diferentes a las alergias. Sin embargo, hay que tener especial cuidado con aquellos que contienen formol para potencializar su efecto y rendimiento: este compuesto en cantidades altas puede generar efectos secundarios. Es importante que busques un lugar confiable para aplicarlo donde garanticen que las cantidades de derivados del formol son nulas o son las máximas permitidas. Investiga sobre la marca que usas. En nuestra sección de preguntas frecuentes puedes encontrar información sobre nuestros productos. 
  6. Una vez realizado el tratamiento de alisado progresivo, el pelo NO puede peinarse con ondas. Falso. Un alisado bien aplicado permite la realización de cualquier tipo de peinado, incluso crespos y ondas. Una vez lo laves debe volver a quedar liso.
  7. Los alisados progresivos aumentan la caída del cabello. Falso. Existen dos tipos de caída del cabello: la caída desde el folículo (que es por factores internos) y la caída por rotura (que es por factores externos). La caída desde el folículo es la más común y la que más nos preocupa a las mujeres. En la mayoría de los casos es una caída completamente normal y propia de nuestro organismo: así como se nos cae, nos nace de nuevo. Este tipo de caída también está determinada por:  cambios hormonales, estrés, estaciones, falta de hierro o vitaminas en el organismo, o cambios drásticos en la alimentación (dietas). Ahora, si el cabello se cae porque se rompe, es muy posible que sea por la aplicación de un producto de mala calidad o un mal proceso.
  8. El cabello debe lavarse la menor cantidad de veces posible. Falso. Esto también es un mito. El cabello puede lavarse con normalidad. La decisión de la frecuencia con que te lavas el pelo es propia de cada persona, sin embargo, procura hacerlo mínimo 3 veces por semana y si es necesario, hazlo a diario. Recuerda que en el cabello se acumulan residuos de productos y del ambiente que deben ser removidos. Por ser un proceso termo-sellado, el calor activa el efecto del producto. Sécalo con secador caliente cuando este casi seco a unos 30cm, esto hará que el alisado dure más tiempo.